martes, 6 de junio de 2017

LAS CIFRAS DE RIBÓ PARA CONVENCER A MONTORO SOBRE LA MARINA


El Consorcio ha aumentado un 27% la cifra de negocios tras el cambio político

Cristóbal Toledo, Valencia, 5 jun. 2017 - El Mundo
Un comité de expertos (dos técnicos designados por cada administración) será el encargado de determinar si la Marina de Valencia es viable y, por tanto, cabría una fórmula para abordar la abultada deuda que atenaza cada una de sus operaciones. La cifra (algo más de 450 millones de euros) sobrepasa las posibilidades económicas de las administraciones valencianas y, por eso, tanto el alcalde de Valencia, Joan Ribó, como el conseller de Hacienda, Vicent Soler, insistieron repetidamente ante el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, que el punto de partida debería ser que el Estado asumiese completamente el pago de la deuda.
Una fórmula que ya se aplicó tanto en los Juegos Olímpicos de Barcelona como en las dos Exposiciones Universales de Sevilla y Zaragoza y que se asumió con naturalidad por parte del Ejecutivo central. Ahora, en cambio, Hacienda quiere esperar al dictamen de los técnicos para tomar una decisión definitiva.
Pero, antes de que comience el trabajo técnico (el consejo rector que se celebrará en junio debe autorizar la formación del comité), las cifras económicas que se manejan en el Consorcio parecen avalar la futura suficiencia financiera del recinto portuario cedido a la ciudad, lo que facilitaría que el Gobierno accediese a la reivindicación de las administraciones valencianas. Desde el cambio en la dirección del ente gestor de la Marina, los resultados económicos han empezado a despegar después de años de déficits continuados fruto de una actividad casi nula. Así, entre 2015 y 2016 el volumen de negocios se incrementó hasta un 27%, pasando de los 4,1 millones de 2015 a los 5,2 millones de 2016, según informaron fuentes conocedoras de las cuentas del Consorcio.
El presupuesto que se prevé aprobar en el consejo rector de julio asciende a siete millones de euros, con lo que el equilibrio que vaticinaba el director general del Consorcio, Vicent Llorens, al tomar posesión del cargo estaría muy cerca de cumplirse. Y es que la actividad en el espacio portuario cedido a la ciudad (y por tanto los ingresos) se ha disparado como consecuencia de la mejor ocupación de los amarres, el creciente número de eventos realizados, el desarrollo del Distrito de la Innovación de la Marina, los ingresos derivados del aparcamiento y la puesta en marcha de diferentes proyectos gastronómicos como el del Veles e Vents o el Beach Club, según apuntaron fuentes del ente.
Todo ello ha generado que las expectativas económicas de la Marina hayan mejorado ostensiblemente y se maneje un escenario de crecimiento para los próximos años tras la puesta en marcha de algunos proyectos nuevos que se están negociando en la actualidad. Los planes de futuro en los que ya se está trabajando fueron desvelados a los integrantes de la Secretaría de Estado de Hacienda en la reunión informal en la que participaron Fernández de Moya, Ribó y Soler.
Este escenario de crecimiento y una mayor afluencia al recinto portuario avalarían la petición del Ayuntamiento y de la Generalitat de que el Estado hiciese un esfuerzo para asumir la deuda, ya que la actividad en la Marina podría generar futuros ingresos y aligerar la carga económica. Con todo, la negociación debe atender no sólo la cobertura de la deuda, sino también la situación patrimonial del recinto. Y es que, en virtud del convenio firmado entre las tres administraciones, la superficie está gestionada por el Consorcio pero la propiedad del suelo sigue estando en manos del Puerto y, por tanto, de la Administración General del Estado. En una de sus cláusulas, además, se establece que una vez resuelta la deuda, el Puerto recuperaría la gestión, cedida temporalmente al Consorcio. Bajo esta premisa, entienden las fuentes municipales consultadas, no tendría sentido que la ciudad y la Generalitat atendiesen su parte de la deuda sin recibir nada a cambio. Por ello, hay que decidir si la asunción de parte de las cantidades adeudadas por parte del consistorio y de la administración autonómica debería acarrear que asumiesen al menos parte de la titularidad del suelo afectado.



Ribó exige a Hacienda la condonación de la deuda del Consorcio 2007

El alcalde se reúne con el secretario de Estado para reclamar que asuman la deuda de 330 millones de euros, "como en Barcelona, Sevilla o Zaragoza"

Héctor Sanjuán - Cristóbal Toledo 30 may. 2017 11:51 - El Mundo
Dos años después de que el nuevo Gobierno municipal desembarcase en el Ayuntamiento, solventar la deuda que arrastra el Consorcio y mejorar su gestión se ha convertido en una de las prioridades. "Son deudas que el Estado debe condonar. Lo que vamos a plantearles es que ocurra lo mismo que con Barcelona tras los Juegos Olímpicos, o Sevilla y Zaragoza tras las Exposiciones Universales", ha comentado el alcalde.El Ayuntamiento de Valencia no está dispuesto a asumir los 330 millones de euros que el Consorcio Valencia 2007 (el ente creado junto al Gobierno y Generalitat para gestionar la Marina desarrollada para la Copa América) debe al Instituto de Crédito Oficial (ICO). Así se lo va a trasladar el alcalde Joan Ribó al secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, en una reunión que se celebra esta tarde.
Ribó ha confirmado que en este esperado, y reclamado, encuentro, la intención es cerrar todo lo relacionado con la deuda. "El Ayuntamiento no puede ni quiere absorberla", ha sentenciado el primer edil. En una reunión posterior del órgano de gobierno del Consorcio se afrontarán las propuestas para hacer más eficaz el funcionamiento y la gestión de la Marina.


Con respecto a la postura con que llegará el Gobierno a la reunión, Ribó asegura que la desconoce. Sin embargo, el grupo municipal popular dio alguna pista de por dónde pueden ir los planes de Hacienda: compensar la deuda con patrimonio. Es decir, que el Ayuntamiento de Valencia pague sus 100 millones de deuda con un crédito que no computaría para la deuda a cambio de recibir el suelo de la Marina en propiedad y poder explotarlo. En la actualidad, los terrenos de la Marina son propiedad de la Autoridad Portuaria y los gestiona el Consorcio en régimen de concesión por 25 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario